Roles femeninos para jugadores masculinos - Rolero

Abr
05

Roles femeninos para jugadores masculinos

chica 3

Artículo bajo el mecenazgo de Cristina León

Cuando uno busca nuevos retos como jugador de rol, en ocasiones se plantea la posibilidad de jugar un rol del sexo opuesto. Esta decisión, que me parece poco recomendable, puede llegar a causar más de un quebradero de cabeza y, lo que es incluso peor, disputas en la mesa, y existen poderosas razones para que suceda de esta manera, de las que me propongo hablar con un poco de detalle, por si alguien se encuentra en esa tesitura.

Debido a que es el aspecto que más conflicto genera, voy a ponerme en la piel de un hombre que quiere jugar un personaje femenino. Sí, hablo de roles femeninos para jugadores masculinos, lo digo arriba 🙂 Además, lo situaré en un juego en el que la representación tenga gran importancia, y en el que se utilice un concepto sobre la mujer chapado a la antigua, como podría ser uno de fantasía de los muchos que abundan en el mercado. En general, cuando un hombre quiere representar un papel femenino dentro de su grupo, pueden darse las siguientes situaciones (para enunciarlas me baso en mi experiencia con bastantes jugadores diferentes):

  • El jugador tiende a exagerar el rol de su personaje, esforzándose especialmente por cumplir el papel que socialmente se espera del mismo, resultando en una especie de parodia.
  • Los aspectos sexuales se utilizan muchísimo más de lo normal, creándose en general personajes con altísimos valores en el apartado de la belleza, y que además se aprovechan de ellos para el éxito en sus estrategias.
  • Se suele devaluar el personaje mucho más que cuando se representa a uno masculino, convirtiendo más en un objeto al personaje que en otra cosa, y notándose una gran diferencia con respecto a la actitud que sus personajes anteriores han tenido.

chica 1

¿Por qué pasa esto? ¿Es algo lógico, dado que un hombre nunca sabrá lo que implica ser una mujer? En realidad estamos muy lejos de esas bondades, algo que descubrí a lo largo de las experiencias que tuve con mujeres jugando con personajes de roles femeninos, que tienen a ser mucho más normales, y que curiosamente no desarrollan esos aspectos que los hombres solemos exagerar al representarlas a ellas.

Sucede que nosotros vivimos, al menos aquí en España pero me atrevería a decir que en la mayor parte del planeta, en un contexto en el que la mujer está sometida, y una sociedad machista. Independientemente de lo que cada uno sea (lo anterior ha sido una generalización), constantemente nos bombardean con información que nos hace ver a la mujer como un objeto, algo que se refuerza muchísimo en todos los aspectos que podamos imaginar, y al final el resultado es que cuando pretendemos crear un rol femenino en nuestro personaje y no tenemos gran información sobre el sexo opuesto, nuestro subconsciente nos traiciona y salen a la luz todas esas cosas que han sido introducidas en nuestra mente, y que quizá nosotros no pensábamos que pensamos. ¡Qué cosas tiene el rol!

Pero aún hay más tela que cortar. Resulta que los juegos de fantasía potencian muchísimo ese perfil, y lo hacen a través de cosas como la que ilustro en las imágenes que habéis ido viendo en este artículo: las chicas guerreras son sexys. Si llevan armadura, esta es más para despistar al enemigo con un escotazo y aprovechar que así bajará la guardia que para proteger a la propia guerrera. Las chicas pelean de forma sexy, y adoptan poses a la hora de aparecer en un dibujo que son muy insinuantes… ¿para quién? Para los hombres, que somos mayoría a la hora de jugar al rol. Y que conste que a mí me gustan las chicas de las fotos anteriores pero, no neguemos la evidencia, esto no es más que un topicazo donde los haya, y un mensaje que quedará metido en la mente del rolero “si tu personaje es una chica llevas una armadura escasa porque eres sexy y tienes que enseñarlo”. Con estos patrones, que se repiten hasta la saciedad no sólo en juegos de rol, sino en videojuegos y películas de gran calado, no resulta extraño que las cosas no salgan como debieran. ¿Hay algo que podamos hacer?

chica 2

Siempre he pensado que un buen grupo de rol integra el punto de vista de chicos y chicas, y esa me parece la mejor solución a la hora de trabajar para crear personajes de rol femeninos más creíbles. Si tenemos acceso a la forma de representar femenina, descubriremos que en caso de existir estos rasgos (pues ellas también viven en la misma sociedad machista y muchas veces la refuerzan sin saberlo), son mucho menos exagerados, y desaparecen por completo ciertas actitudes que crean conflictos a la hora de jugar.

Resumidamente, podemos establecer ciertos aspectos como tópicos a la hora de relacionar personajes femeninos y rol:

  • Ya hemos hablado de la actitud y los objetos al estilo “soy sexy”, así que no insistiré más en eso.
  • Dar la sensación de que la mujer que lucha es la excepción que confirma la regla, asumiendo que todas las sociedades son tan retrógradas como la nuestra, y en ellas las chicas tampoco son guerreras.
  • No otorgar ningún papel de responsabilidad social a las mujeres, por ejemplo a la hora de dirigir un ejército. Y si se hace, la tendencia a que las cosas salgan mal y la intervención de un hombre salve la situación es significativa.
  • General un rol en la mujer muy masculinizado (se me vienen a la mente ciertos personajes de El Señor de los Anillos que en la película incluso se cargaban a un Nazgûl, o la hija de alguna mano del rey en Juego de Tronos), en el que el aspecto femenino no sea más que un cascarón bajo el que encontramos los valores que socialmente se asignarían a un hombre.
  • La ausencia absoluta de mitos y leyendas épicas en la mayoría de los juegos de rol de fantasía sobre personajes femeninos que lograron heroicas hazañas.
  • El uso de la espada y la violencia para representar a la mujer valiente, sin que existan casos en los que ellas hicieron grandes cosas a través de otros métodos diferentes, como la sabiduría. Es como si diese miedo crear el ejemplo de que una mujer que piensa es poderosa.
  • Si acaso se genera algo que quiera defender lo femenino, se tiende a ir al extremo (por ejemplo, si queremos reivindicar a las chicas en la música rock, hacemos un grupo sólo de chicas. Craso error: la normalidad sólo se consigue a través de la normalidad, y el enfoque debe ser integrador, para que no parezca algo raro).

Sin entrar en valoraciones de lo que cada uno debiera ser y/o pensar, desde luego creo que el rol tiene mucho potencial a la hora de educar y reeducar para mejorar estos aspectos y minimizar su existencia; para ello es necesario que por una parte las mujeres tomen un partido más activo en el mundo del rol (si alguna lee esto y quiere colaborar con artículos al respecto, estaré feliz de publicarlos aquí!), y que los hombres le demos una vuelta a lo que estamos haciendo a la hora de jugar. Porque si bien las editoriales y autores crean productos al gusto del consumidor, orientando las cosas hacia lo que vende (qué chocante sería un juego en el que las mujeres tuvieran un papel significativo, pues los hombres no podrían verse identificados en ellas), pero nosotros, los que jugamos y consumimos, somos cómplices del asunto, y no es tan difícil cambiarlo. Basta, como digo, con borrar de la faz de la Tierra del Rol los grandes tópicos (y otros que seguro se me quedaron por el camino), y lograr que las chicas nos muestren el camino participando de nuestras partidas. Os aseguro que la experiencia vale la pena y, aunque parezca una tontería, estaréis ayudando a hacer de nuestra sociedad un sitio un poquito mejor, y todo ello a través del rol! Os dejo también un vídeo sobre el tema, que espero os interese 🙂

Sobre Rolero

Desde el año 2010 comencé a desarrollar Rolero, un proyecto desde la comunidad para la comunidad. Digamos que soy otro aficionado más a jugar, crear, grabar y escribir rol :) Pues apoyar mi trabajo en http://www.patreon.com/rolero

19 comentarios

  • Abr 5, 2013 @ 11:51 am

    regla de oro: cuanto mas protege menos cubre, buen articulo rolero

    • Abr 5, 2013 @ 12:06 pm

      Claro, por eso los paladines legendarios siempre iba sólo con un calzoncillo de acero, mínima cobertura pero máxima seguridad! Muchas gracias por tus comentarios Maiol, me alegro de que te haya gustado el artículo!

  • Abr 5, 2013 @ 16:12 pm

    Querido Rolero:
    Hace mucho que sigo tu blog -felicitaciones y gracias por él!-, pero no había comentado antes. Si decido hacerlo ahora es porque el tema me toca harto, ya que soy mujer y juego el 90% del tiempo con personajes masculinos. Entiendo que no hablas de esta versión de rolear-personajes-del-sexo-opuesto porque no es común (la mayoría de los roleros, como sabemos perfecto, son hombres), pero de todas maneras quería hacer un par de comentarios de mi experiencia al respecto.
    En general, creo que a los roleros macho les complace tanto la idea de jugar con una hembra, que están más inclinados a hacer concesiones, como en este caso, PERMITIRME rolear un personaje masculino (una sola vez me tocó el caso de un master que insistió en que mi PJ fuese mujer, “para no desorientar ni generar choque en los demás jugadores”… en serio? Los demás jugadores tenían 30 años, estoy segura de que hubieran podido soportarlo…). Además en el imaginario colectivo es más común pensar con seriedad en la mujer que interpreta a un hombre, una especie de Juana de Arco, que al revés. Por eso para mí creo que es socialmente más fácil que para un jugador que quiera interpretar a una heroína.
    Estoy de acuerdo contigo en que los roles femeninos en un juego suelen estar bastante limitados por una cuestión socio-cultural. Por eso para mí el jugar con roles masculinos da la libertad de poder interpretar al punky matón o al científico que roza el asperger que tal vez se dificultaría con personajes femeninos, que suelen estar ultrasexualizados (como las imágenes) o infrasexualizados (como los ejemplos que das de lotr o game of thrones) y difícilmente llegan a ser mujeres realistas.
    Me estoy extendiendo mucho, así que solo quiero agregar que en 10 años jugando rol, mi experiencia respecto a este tema ha sido muy buena. No solo lo he pasado bien yo, sino que creo que mis personajes, antes que “desconcertar” al grupo, han sido un aporte en absoluto amenazante o desorientador.
    Un abrazo,

    K’Ami~

  • kami0en0ciel
    Abr 5, 2013 @ 16:49 pm

    Acabo de ver que es un guest post, je. Entonces el comentario al respecto van por separado a las felicitaciones por el blog ;D

    • Abr 5, 2013 @ 18:29 pm

      Hola K´Ami,

      Creo que ya sé quién eres, y efectivamente me parece que eres de las primeras personas que le hizo clic al “me gusta” del blog, algo que recuerdo con cariño 🙂

      Al margen de eso, el artículo lo escribí yo, aunque la mecenas que lo ha solicitado es la que indico en la cabecera del mismo! Conforme a lo que comentas, primero decir que me parece muy interesante tu punto de vista; en realidad, el artículo no entra en las cuestiones que indicas precisamente porque asumo que los juegos de rol son algo a lo que juegan muchos más hombres, aunque sé que hay muchas chicas entre las lectoras, lo cual es una gran alegría! Entiendo que hay cierta liberación en jugar personajes del sexo opuesto, aunque creo que es un auténtico desafío que requiere un esfuerzo superior para lograr buenos resultados. El ejemplo de “chica heroína” que pones es justo a lo que me refería, sólo es limitado si queremos verlo como algo limitado, pero en un grupo que ve a las chicas jugadoras con normalidad, debería ser toda una experiencia! Bien llevado, como indicas, no debería aportar nada negativo; el problema es cuando transportamos una visión sesgada del sexo masculino o femenino a los personajes de rol, eso es lo que crea problemas de comprensión de una representación y más de un quebradero de cabeza para el director de juego.

      Me alegra saber que lees los artículos, y siéntete libre de comentar cuando quieras, tu reflexión ha sido muy provechosa para complementar el artículo! Un abrazo, y hasta pronto!

  • Abr 6, 2013 @ 10:39 am

    Hola! Qué gran artículo! 🙂 Y ciertamente una buena elección en el tema. Yo me sumo a lo dicho por Rolero. Creo que la gente tiene la cabeza llena de topicazos, y de conceptos ultrasimplificados. Y también, ahora que recuerdo, de instintos reprimidos… sí, recuerdo una vez que un compañero se hizo un personaje femenino y se dedicó a cepillarse a todo el mundo… Muy mal 😉 Aunque el tema es espinoso porque, hasta qué punto se puede culpar a la gente de la ofensiva simplificación que hacen del sexo opuesto?? Como decía Rolero, a veces no nos damos cuenta de la cantidad de prejuicios que nos entran por los ojos en el día a día. Aunque personalmente, lo siento, elijo enfadarme con esos absurdos jugadores antes que jusificar esas nefastas representaciones… Al fin y al cabo, no debe ser tan difícil hacer lo mismo que haces normalmente simplemente pensando que no tienes una campanita colgando… 🙂 Me resultó también muy interesante el punto de vista de K’ami 🙂 Una chica usando personajes masculinos siempre, qué cosa tan genial! 🙂 Supongo que ya serás una experta. Ese master que te prohibió usar un pj masculino tenía algún problema fijo XD Bueno, me ha encantado este tema, esta entrada y sus comentarios. Gracias!

    • Abr 6, 2013 @ 12:37 pm

      Buenas! Yo creo que el tema de si juzgar o no esos aspectos de las representaciones es escabroso, porque me inspira una cierta piedad que la gente sea víctima de sus prejuicios; desde luego, yo no creo que sea una cosa fácil el representar al sexo opuesto, pero sí me lo parece hacerlo sin exagerar. Saludos y gracias por el comentario 🙂

  • Abr 22, 2013 @ 16:03 pm

    Quizás por que SD6 se escribió para una niña de, por aquel entonces, 7 años o por que en estos cuatro años las jornadas de S.Miguel han estado mayoritariamente por jovencitas creo que empiezas con una premisa bastante discutible al afirmar que el rol sigue siendo “cosa de chicos”.

    Efectivamente “el rol tiene mucho potencial a la hora de educar y reeducar”. Pero eso no se puede puede conseguir desde el reduccionismo miope que se niega a ver la realidad. Si Eowyn, deduzco que tu opinión se basa solo en las películas del Señor Jackson, se viste de hombre para seguir a su amado a la batalla. Es por que HASTA BIEN ENTRADO EL S.XX LA MUJER NO TENIA ACCESO A LAS FUERZAS ARMADAS. Y el universo de Tolkien, aparte de beber de las fuentes de la literatura tradicional, es relativamente plausible. Mucho mas pausible que permitir que la heredera de la estirpe de Elrond se pasee haciendo el ninja y sin molestarse en disimular su identidad por las tierras mas peligrosas de Arda como hace la película con Arwen.

    A base de “normalizar” y “corregir” la realidad hemos privado de todo merito a las heroinas del pasado. Y es posible encontrar absurdos como una jugadora (bastante mayor, pero desde luego menos adulta, que las niñas de S. Miguel) que se ofenda por que la Inquisicion, con el apoyo de la mayoría de los pueblerinos, pretenda detenerla por cruzar las estepas manchegas con armas y armadura EN AQUELLARRE.

    Ahora todas las ambientaciones han de contemplar la igualdad entre géneros reduciendo, en el mejor de los casos, los problemas sociales a meras anécdotas. Y obviando que, en el afortunado occidente, esos lucha no fructifico hasta las postrimeras del SXX. Pero al mismo tiempo la mujer no puede sexualizarse ni estereotiparse (como si un Bárbaro Dungenero no estuviese sexualizado y estereotipado). Por que si se te ocurre citar un referente de genero (literario) como Red Sonja y su famoso Chainmail Bikini te la lían como se la liaron a la marca.

    • Abr 22, 2013 @ 16:25 pm

      En realidad creo que el tono del artículo ilustra muy bien que yo creo que el rol no es sólo cosa de chicos 🙂 Y no, mi opinión no se basa sólo en un puñado de películas, sino más bien en cosas más alejadas, como el mercado de los juegos de rol, el ambiente que veo por foros y páginas, un sinfín de producciones de cine y, claro, mucha literatura. En realidad en un universo inventado por un autor, quiero decir, todo es viable, en tanto que es suyo, y hace las cosas como le plazca, ¿no? Mi intención en todo caso es ilustrar el potencial que los juegos de rol pueden tener a la hora de cuestionar esos aspectos, así como el hecho de que muchas veces, sin que el tema de los roles de género estén predeterminados en un manual, los propios grupos de juego provoquen la tendencia hacia “lo de siempre”. Digamos que, poco más o menos, es una reflexión sobre el rol y su relación con todo ello. Un saludo, y te agradezco tus observaciones 🙂

  • May 9, 2013 @ 20:50 pm

    No estoy nada de acuerdo con lo anteriormente dicho, como máster y jugador he tenido un sinfín de jugadores que han elegido el sexo opuesto y aunque sí que han habido jugadores que responden a esos tópicos debo reconocer, son la excepción no la norma. Precisamente ahora en una partida he elegido a una mujer como avatar. En poco tiempo se ha hecho la líder del grupo, no seduce a nadie, no revindica nada sobre las mujeres y no hace nada descrito (miento, tiene poca ropa lo admito pero eso es debido a que en un principio el concepto era para hombre y al buscar la imagen por Internet la imagen que reunía lo que buscaba era esa con poca ropa , pero por otra parte también lleva un arma que no sabe usar por la misma razón).
    ¿Si en el juego de rol no puedes meterte en la piel de una mujer que tienes ejemplos por todo lados, cuanto más imposible resultará meterse en la piel de un ogro hechicero, en un investigador paranormal, en un elfo, enano, hombre futurista?
    A mi entender el rol es para interpretar, y el papel femenino es un rol más. Es más creo que precisamente España, es el peor sitio para decir que una mujer con “huevos” no es mujer ¿acaso María Pita con su lanza diciendo eso de “quien tenga honra que me siga” y matando al alguacil ingles no era mujer o por ejemplo Agustina de Aragón o la dama de Ariento o un largo etcetera… o las virreinas y aventureras que se fueron al nuevo mundo…
    Si algo sé de tener tres hermanas y de vivir en España es que a las Españolas narices no les faltan generalmente.
    Resumiendo creo que los papeles femeninos tienen que entenderse igual que los masculinos, como otro Rol que interpretar y como tal una nueva oportunidad. Puede que tus jugadores se centren en vivir ciertas cosas con su personaje que una mujer puede hacer en cualquier momento (seducir, revindicar su feminidad, ser fuerte o débil, etc) y no tiene necesidad de experimentar, pero para eso se lo han hecho, para experimentar un papel que en la vida diaria no pueden hacer.

    • May 9, 2013 @ 21:01 pm

      Muchas gracias por tu comentario Javier, realmente bien argumentado e interesante.Desde luego no se puede decir que no hay ejemplos de mujeres valerosas en la historia de España, ni tampoco en la del mundo contemporáneo, porque desde luego que las hay 🙂

      Lo que entiendo por lo que expones es que el rol femenino es, después de todo, sólo un desafío más que el jugador de rol puede afrontar, y que entraña sus dificultades. En eso sin duda estamos de acuerdo, en tanto que por ejemplo la ciencia que estudia eso se llama “sociología de los roles de género”, y el nombre le va perfecto y es especialmente ilustrativo en este contexto. Con todo, lo que yo quería poner sobre la mesa y resaltar es el hecho de que muchas veces son nuestras concepciones previas las que nos impiden llevar a buen puerto esas representaciones, porque a menudo (o más bien, en mi experiencia de juego), se tiende mucho a incorporar esos roles de género a la partida, algo que se aleja mucho de la realidad que muy bien ilustras con tus ejemplos.

      En todo caso ahí queda tu comentario, te lo agradezco mucho, y te mando un saludo!

  • Nacho
    Jun 16, 2013 @ 13:24 pm

    No estoy del todo de acuerdo en el análisis. Si, es cierto, suele pasar y mucho, pero es una falla en el jugador mas que un estereotipo. Es depende de cuanto realismo le quieras dar a tu personaje. Si vas a jugar para divertirte, no le vas a dar mucha atención a esos aspectos. Pero si queres que sea real, y te planteas la situación de una mujer guerrera en un mundo en el cual las mujeres pueden ser guerreras (como suele pasar en fantasía), no podes tratar ese aspecto de la misma forma que lo harías en el mundo real (donde impera lo contrario). Y no hablo del diseño sexy de las armaduras (lo cual es estúpidamente ridículo; una armadura que tenga un escote es mas vulnerable a romperse cuando lo dañan), sino del rol de la mujer. Si se acepta, dentro del paradigma de la ambientación del juego, que las mujeres tiene un rol mas “masculino”, como lo llamaríamos ahora, no se debe encarar como tal, tanto por el master como por el jugador.
    Yo he jugado muchos personajes mujeres, tanto con cualidades sexys como sin ellas. Y porque no? Acaso esta mal que una mujer sea sexy en la tierra de rol? El ponerse a seducir a cuanta persona aparezca es estúpido hasta en las tierras de la realidad. La clave es, creo yo, tener bien en cuenta de que va el background del juego, y de ahí adaptar los pjs.

    • Jun 16, 2013 @ 13:41 pm

      Tienes razón, eso es algo que hay que tener en cuenta: si la realidad la importamos a un juego realista, tiene sentido, de lo contrario no 🙂 Aún así, creo que el fondo de la cuestión es que sí hay una relación “velada” o no intencional de los jugadores con la importación de sus pensamientos sobre roles de género, que luego nos encontramos en la partida. Y de eso hay que escapar! Saludos, y gracias por comentar!

  • david sombra
    Ago 23, 2013 @ 12:32 pm

    wenas, me gustaría comentar que para mi los juegos de rol son una gran herramienta de aprendizaje, como los son todos los juegos. Precisamente el rol puede que sea de los pocos juegos en el que nos podemos meter en rol de una personalidad diferente a la nuestra, y por supuesto cuando nos meternos lo desconocido para nosotros, cometemos muchos errores, pero en cierto modo el rol se trata de eso de los que podemos aprender de lo desconocido ya sea a base de errores o aciertos. El que interpretemos el rol del sexo opuesto al de nuestra naturaleza me parece muy acertado por dos razones ;
    1) por que vomitamos lo que entendemos del otro a nuestra manera, una vez lo hallamos sacado de nuestros adentros empezamos a pasar pagina con respecto a ese rol, y ya se le empieza a tratar de otra manera.
    2) Todo lo que podamos aprender de otras personalidades en los juegos de rol nos acaba valiendo en la vida real.

    El que no arriesga, no sabe que ahí mas aya!!

    • Ago 26, 2013 @ 23:49 pm

      Muy interesante lo que comentas, opino que igual sí, el rol puede ser una buena catarsis para sacar nuestros prejuicios y trabajarlos para así desarrollar nuevos e interesantes conceptos. Gracias por compartir tu opinión, muy interesante! Saludos 🙂

  • Ene 21, 2014 @ 19:43 pm

    Hola, a ver si puedo ser breve XD
    En 20 años que llevo jugando a Rol, quizás he estado solo con 2 grupos en los que no han habido mujeres. Cuando empecé, los grupos al menos tenían dos mujeres por mesa. Años después comenzando con las jornadas, me topaba con mesas en las que podías encontrar mas mujeres que hombres. Actualmente dirijo a un grupo de 3 chicas y un chico. La época en que el rol era mayoritario de hombres, no he llegado ni a conocerla. Dejando de lado a las mujeres como jugadoras, tengo amigas que dirigen a aquelarre, a Role máster, incluso en Tarragona había una chica que dirigía al señor de los anillos y se sabia las tablas de combate de memoria. Con esto quiero decir que el nivel de compromiso de la mujer Rolera es más alto muchas veces que el de nosotros los hombres.
    Algo que quiero exponer respecto a toda esta polémica, es que me ha pillado tan de primeras, que quiero exponer dos puntos.
    1- en mi mesa jamás hemos visto al grupo como hombres y mujeres, todos hemos sido siempre Jugadoras/es. Así que me desconcierta eso del tema de las mujeres minoritarias o desvalidas ante un grupo mayoritario de hombres.
    2- Todas absolutamente todas mis jugadoras, han sabido ver los arquetipos masculinos de los juegos, como un ejemplo para elegir. Es decir, hay un guerrero, un barbaro, un mago… ect pues yo me voy a hacer una Guerrera. Y de forma natural entienden los arquetipos como eso, un ejemplo. Sin ofenderse ect.
    Lo de mas del articulo no me meto, tengo una larga opinión sobre el machismo en los juegos de rol pero el articulo se centra en otras cosas. Solo diré que los días en que el rol era mayoritariamente de hombres yo no he llegado a conocerlo y que he tenido jugadoras y directoras, muchos mas competentes que muchos chicos y es algo que siempre he visto con naturalidad. Un saludo!
    No he podido ser breve XDD

    • Ene 22, 2014 @ 0:54 am

      Muy buenas. Aunque la polémica venga de otro artículo que no es este blog, igualmente haré un par de comentarios sobre lo que mencionas. Desde mi punto de vista, la mujer rolera ni tiene más ni tiene menos compromiso: para mí sólo hay jugadores, unos más comprometidos, y otros menos 🙂
      Para mí, el tema que mencionas de los arquetipos tiene una doble lectura: por una parte, coincido contigo en que no creo que nadie vaya a sufrir un trauma por jugar a un juego de rol en el que una mujer aparezca estereotipada como un objeto (que es lo que me parece que se hace en muchos casos). No he visto tampoco a ninguna mujer afectada por ello, porque las jugadoras de mi mesa entienden que ese concepto, simplemente hay que entenderlo como algo equivocado, y que cambiará. Sin embargo, y he aquí mi gran pero, opino que no deberíamos conformarnos con “como no hace daño, no lo cambiamos”, porque creo que sí lo hace. No se trata de una cuestión aislada de los juegos de rol, miremos el asunto con más amplitud: cada pequeña cosa que toleramos que sabemos que no está bien y que atenta contra la igualdad, es hacer del mundo un lugar un poco peor. Por eso yo creo que en pleno siglo XXI, y aunque las mujeres que juegan con nosotros a rol no se desesperen por este tema, debemos promover un cambio en esa reducción de la mujer a un ser accesorio, y eliminar así el estereotipo.
      Ahora bien, tú puedes elegir tolerar esos arquetipos, y cada persona me parece libre de hacer lo mismo: después de todo, son valores, y cada uno tiene los suyos. Pero yo, por ejemplo, prefiero que un juego no tenga imágenes de corte sexista, del mismo modo que no me gustaría que en un juego uno de los arquetipos fuera “marica” refiriéndose a un homosexual. Porque, en esencia, me parece que en ambos casos atenta contra exactamente lo mismo, sólo que como suele suceder con las mujeres, cuando les toca a ellas se pasa más por alto y se acepta todo. Y si estás de acuerdo conmigo en esto, creo que ambos vemos las cosas de un modo similar 🙂

      Y no te cortes con lo de ser breve o no, aquí todo el mundo es libre de dejar lo que quiera 😀 Saludos y gracias por pasarte!

  • Ene 22, 2014 @ 1:20 am

    Hola! XD pues el caso es que, hablando en otros foros, y leyendo lo que dice la gente, me he dado cuenta de que, tanto yo como mi pareja somos muy pero que muy sexistas XDD no lo digo de broma, a ella le gusta llevar personajes sexys, exuberantes y que aprovechan su belleza para resolver ciertas situaciones, a la par que partir cráneos con un buen espadón. A mi me encantan las ilustraciones sexistas, a estas alturas de la polémica, me sentiría hipócrita si no lo dijera, así abiertamente. Una de mis jugadoras, le encantan las ilustraciones de Royo y siempre lleva personajes fuertes y bastante brutales. Así que estoy un poco rodeado de gente que no ve, o no detecta el sexismo en los juegos como un problema. Pero veo que hay gente que realmente lo ve como algo a cambiar y a superar. No ya solo las ilustraciones, si no los estereotipos que tanto comentan en todos los foros. Así que, acabo de descubrir que soy sexista, mi novia es sexista y mis jugadoras en general lo son XDDD Creo que un poco me acabo de caer del guindo me temo.
    Así que quiero arrojar una pregunta, que estereotipos sexistas existen en el rol que se podrían mejorar y cambiar para hacer los juegos de rol manos sexistas, no me refiero a las ilustraciones mas bien en el contenido.

    • Ene 22, 2014 @ 1:56 am

      Pues lo que te he dicho en el mensaje anterior: no lo comparto, pero evidentemente cada uno juega para divertirse y oye, en vuestras partidas, vuestras reglas, y en las mías las mías 🙂 Me alegra que lo compartas abiertamente, y creo que la clave es poder discrepar, que lo veas, y que yo pueda ver también tu criterio. Creo, sin embargo, que a lo mejor se puede ir más allá: a lo mejor tú y tu pareja no sois sexistas, sino que simplemente os gusta ese tipo de ilustraciones/estereotipos. Una cosa es jugar, y otra muy diferente es la vida real: sexista serías si considerases, por ejemplo, que está bien que las mujeres jueguen un papel inferior en la sociedad, y no me da la sensación de que lo seas por lo que te he visto comentar en el otro vídeo de Google+ que puse. Igual que a mí me encanta jugar al fútbol y no me considero nada futbolero, te pueden gustar imágenes de estereotipos sugerentes y no por ello ser sexista (sin ir más lejos, yo mismo juego a videojuegos que incluyen esto último, como League of Legends). La clave está en saber discernir, y como digo promover cosas mejores poco a poco.
      Los estereotipos sexistas que existen en el rol, desde mi punto de vista, son aquellos que en un manual cualquiera, y sin motivo aparente, sitúan a la mujer en un papel “sexy” que no se entiende muy bien a cuento de qué viene. Y te pongo un ejemplo: en Nexus se supone que hay una selección de lo mejor de la humanidad, los individuos más aptos. Habrá mujeres y habrá hombres, y todos estarán bastante cachas y de buen ver. ¿Por qué? Pues primero porque son soldados de élite, entrenados, y porque es lógico que sea así teniendo eso en cuenta (probablemente su condición física sería excelente). Sin embargo, en mi juego no verás a una soldado del espacio en actitud de gatita sexy al lado de un soldado con una pose de machote. Porque, literalmente, no habría lógica en ello más allá que el repetir el estereotipo. Si ves por dónde voy, el sexismo no sólo no tiene sentido, sino que hasta quita un poquito de trasfondo a las ilustraciones. En cuanto al contenido, que es lo que preguntabas, opino que lo importante es que haya un ambiente normal: no se trata de hacer listas “cremallera” al más puro estilo política (50-50 hombres y mujeres), y que todos los personajes del manual sean hombres y mujeres en la misma proporción y con el mismo protagonismo. Para mí se trata de que los manuales ofrezcan una imagen neutra, adecuada a su mensaje, y que ni sea machista, ni se pase de rosca. Podría haber una capitana de Nexus de gran fama, además de algún otro soldado, ¿no? ¿Qué me cuesta? Nada. ¿Qué aporta? Imagino a mi hija en el futuro jugando a mi juego, y diciéndome “eh, me gusta (nombre de la capitana), quiero ser tan valiente como ella”, y quiero pensar que con esa normalidad con la que cualquier hombre puede identificarse con muchos personajes de casi todos los manuales ella podría aprender jugando. Aprender a que la igualdad es un camino que se trabaja en todos los aspectos de la vida, y el rol no es una excepción. Perdona, es que me sale la vena pedagógica, es deformación profesional. Me refiero a que si podemos tener esa calidad en nuestros juegos actuales, ¿por qué renunciar a ella? Yo prefiero eso, aunque entiendo que haya quien no, así como gente a la que ni le vaya ni le venga la cuestión. De todo ha de haber en esta vida, y eso no es malo siempre y cuando se entienda. Es como el que fuma, sabe que se hace daño, y sigue fumando: si sabe lo que se hace, tampoco voy a ir yo a pisarle el cigarro. Cada uno que haga lo que quiera, pero a mí que no me fume en mi puesto de trabajo, por ejemplo 🙂
      Lo dicho, un debate muy interesante y constructivo este, sobre todo para los que vengan en el futuro y tengan las ganas de leerlo! Saludos!

Déjanos un comentario

Debes haber entrado a tu cuenta para comentar.

Buscar artículos

Artículos de Rol más Leídos

Google+

Destacado del Blog Personal