Peleas entre jugadores - Rolero

Mar
18

Peleas entre jugadores

¿Qué director de juego no ha presenciado alguna vez cómo la tensión en la mesa iba aumentando, hasta llegar al punto de que el grupo se disolviese por una pelea entre jugadores o, lo que es peor, se acabase la partida? ¿Tiene el dj alguna responsabilidad si esto pasa, debiendo intervenir para prevenir el mal mayor? Para mí, la respuesta es que en parte sí, por lo que os dejo algunos consejos útiles sobre este escabroso asunto.

Para empezar, es fundamental tener claro que en la mayoría de los juegos de rol, que son de carácter cooperativo, que el grupo se divida permanentemente por discrepancias internas es algo bastante problemático, ya que si se sigue jugando suele implicar largas esperas para los jugadores, entre que un bando u otro actúa. Por este motivo, opino que es básico asegurarse de que el grupo tiene una coherencia antes de empezar a jugar: ¿los personajes persiguen las mismas metas? ¿Por qué motivo tendrían interés en viajar juntos? ¿Cuáles son los aspectos más significativos que tienen común a nivel general?

Ante la duda, siempre podemos apelar al clásico de “los personajes son amigos” antes de comenzar a jugar, lo que justificaría completamente que fuesen más tolerantes los unos con los otros… sin embargo, esto a mí me disgusta particularmente, porque lo considero muy poco realista, y sobre todo deja muy poco margen a la creatividad de los propios jugadores para contar sus historias. Y es que es lógico que de cuando en cuando haya divisiones en los grupos, ya que, como en la vida misma, la gente no siempre se acaba llevando bien. Así pues, mi recomendación si queréis evitar tener problemas y que la sesión resulte menos divertida por culpa de divisiones internas, es que procuréis configurar grupos sólidos, con historias conjuntas y coherentes a todos los niveles de su historia y personalidad, a fin de apelar a ello cuando surjan los problemas.

Seguro que alguno de vosotros, queridos roleros, habéis vivido la desagradable situación de que una división en el grupo mal llevada acabó produciendo un enfrentamiento tan serio entre los personajes, que la cosa se fue de madre y se cometió un asesinato y alguien se quedó sin jugar el resto de la tarde. Porque, como ya he dicho, la gente no siempre se acaba llevando bien, y a veces incluso se cometen asesinatos. Y como los jugadores tienden a ver a sus personajes como sus pequeños retoños, aceptar la idea de que alguien les está haciendo daño puede convertirse en algo personal (ya he hablado anteriormente de que la vida está sobrevalorada); en primer lugar, como directores de juego debemos apelar al sentido común siempre, y confiar en que nuestros jugadores son lo suficientemente maduros para comprender que es un juego y nada más. Si esto no sucede (en el fragor de una pelea entre personajes no siempre es fácil mantener la calma), para mí la mejor opción es pedir a los jugadores que se tomen un descanso, y dejar que las cosas se calmen un poco… veréis como normalmente, aunque esto implique cortar el hilo de la historia (y el realismo de una disputa), las cosas se acaban tranquilizando lo suficiente para que no llegue la sangre al río.

Si esto no funciona y la tensión se mantiene en el ambiente, aconsejo recordar a los jugadores que es un juego, y confiar en el sentido común. Si la cosa persiste, es obvio que lo más recomendable es finalizar la sesión, evidentemente con una buena penalización para los jugadores implicados que no son capaces de gestionar sus emociones (o bueno, puedes expulsarlos simplemente si se trata de una mesa con muchos jugadores). En todo caso, que conste que pedirles que se den la mano y se pidan perdón (como a los niños pequeños en el colegio) suele funcionar también muy bien.

 Después de todo, los jugadores que te rodean normalmente serán amigos, o como mínimo conocidos, y no merece la pena que se pase un mal momento por este asunto, así que lo mejor es que el director de juego, en su infinito poder y sabiduría, arbitre para evitar males mayores.

Sobre Rolero

Desde el año 2010 comencé a desarrollar Rolero, un proyecto desde la comunidad para la comunidad. Digamos que soy otro aficionado más a jugar, crear, grabar y escribir rol :) Pues apoyar mi trabajo en http://www.patreon.com/rolero

3 comentarios

  • Lord Maligno
    Mar 19, 2012 @ 12:42 pm

    Totalmente de acuerdo con lo dicho! Siempre me llamó la atención cómo la gente puede perder la cabeza por un juego… 🙁 Y cuanto más estúpido el juego, más se enfada la gente. Personalmente, puedo entender que alguien se frustre al no poder realizar sus acciones de la forma en que le gustaría, o al no poder desarrollar su personaje todo lo que querrían. Sin embargo, como bien dice Rolero, es triste que se permitan el lujo de olvidar que están jugando con amigos o conocidos, con personas, y que están allí para pasarlo bien!

    Por otro lado, no deja de sorprenderme el individualismo exacerbado que existe a la hora de crear personajes. Normalmente (hasta donde yo he visto), la gente no sólo crea el personaje que más les apetece (lo cual en un principio parece lógico), sino que ni siquiera se preocupan por si ese personaje puede suponer un problema para otros personajes, y mucho menos se plantean si se podría hacer algunas modificaciones para volver a esos personajes un grupo sólido y totalmente coherente, probablemente sin perder riqueza en el concepto original, o incluso ganando detalles en la historia del personaje! Es algo así como si yo voy al bus urbano, y decido sentarme en dos asientos porque ese es mi estilo, de tal modo que cuando no quedan asientos, si alguien quiere sentarse allí tendrá que enfrentarse a “mi forma de ser”… Puede parecer un símil exagerado, pero cuando alguien crea un personaje y se la trae al pairo el problema que ello pueda causar al DJ, a otros jugadores o al grupo, en ello hay una sutil falta de respeto que no debería pasar desapercibida, y que creo que incluso sería productivo erradicar de las actitudes de los jugadores, enriqueciendo así el proceso de creación con ideas más complejas y cooperativas 🙂

    Perdón por el rollo!!! 🙂 Muy buena entrada! Este tema es que me llega… Gracias por la entrada!

    • Mar 21, 2012 @ 16:18 pm

      Muchas gracias por el ejemplo del autobús, es increíblemente ilustrativo. En efecto, creo que la clave radica en dos aspectos básicos, que son el buscar pasarlo bien con tus amigos, y no olvidar que juegas dentro de un grupo, por lo que hay que intentar ajustarse para no imponer a nadie modelos de partida de los que no les interese tomar parte. Estupenda reflexión, tienes mi bendición 😀

Déjanos un comentario

Debes haber entrado a tu cuenta para comentar.

Buscar artículos

Artículos de Rol más Leídos

Google+

Destacado del Blog Personal