Comunidad de rol en Internet

Mar
03

Comunidad de rol en Internet, ¿existe?

faro

Cuando comencé a escribir en este blog, allá por el año 2010, la verdad es que tenía una respuesta muy diferente para la pregunta que plantea este artículo en su título. Desde luego que uno madura, crece y evoluciona, pero más allá de esa obviedad hoy me gustaría compartir mi perspectiva de las cosas, porque hay personas que a menudo me han preguntado por ello últimamente y creo que en un escrito como este será más fácil plasmar mi opinión. La respuesta a si existe una comunidad de rol en Internet podría ser más breve, pero me gustaría tomarme la licencia de dar un rodeo algo más largo basado en mi experiencia.

En el año 2010 me movía en un microcosmos de rol, con poco más que mi grupo de rol de toda la vida y lo que podía encontrar en un tienda o jornadas a nivel local, que no era mucho. Me asomaba a Internet a leer blogs como Laboratorio Friki o La Frikoteca, me gustaba el sitio de El Rol de Siempre Online y aunque procuraba descubrir mucho e ir más allá de mi mesa, tenía esa sensación de soledad del rolero que más de uno habrá vivido alguna vez. Yo soñaba con publicar mi juego, pero ni siquiera sabía cómo conseguir que una editorial respondiese a mis correos con ideas y propuestas, aunque sólo fuese para decirme que no. Así que movido por mi ánimo resolutivo y una buena dosis de ilusión, y considerando que yo también podía aportar mi granito de arena para otros que viniesen después de mí, abrí mi propio blog y escribí durante bastante tiempo, siendo mayormente ignorado por el todopoderoso Google, que castigaba mi falta de conocimiento sobre posicionamiento y demás historias relegando mi sitio al más terrible ostracismo. Pero yo tenía muy claro mi objetivo: disfrutar y compartir, así que seguí remando a la vez que intentaba ampliar mis conocimientos en la medida de lo posible para que alguien se asomase a comentar mi forma de dirigir o enfocar las cosas, y me ayudase a superar las fronteras de mi pequeño reino. Esta parte siempre es muy difícil, porque da la sensación de que la calidad no importa, sino que se impone la tiranía del contexto (en este caso tecnológico).

marCreo que trabajar y esforzarte te ayuda, pero no es suficiente. En el caso de mi proyecto el momento exacto en el que verdaderamente las cosas empezaron a moverse fue en el que la comunidad intervino: a través de las redes sociales empezaron a llegar personas a mi sitio. Al principio eran unas pocas, muy pocas comparándolo con la actualidad. Recuerdo contar con ilusión las caras que faltaban para completar el widget de Facebook en la portada del blog, que es una de esas cosas que a mí siempre me hicieron gracia. Lo importante de esas personas no era el hecho de que quedasen bien en mi sitio, sino que estaban allí porque sí, porque les gustaba lo que hacía y punto. Además venían con ganas de hacer ruido: comentaban mis contenidos, y por primera vez tuve la sensación seria de que al otro lado había gente dispuesta no sólo a leerme, sino también a dar su opinión y ayudarme a construir ideas sobre rol. Así pasaron dos años muy provechosos a nivel creativo, en los que mi reino era satisfactoriamente compartido por cada vez más gente, hasta el punto en que se hizo necesario llevar a cabo algunas mejoras. De entre todas esas personas hubo alguien que propuso ayudar a pagarlas entre todos, y lanzamos un proyecto de financiación que recaudó 225€, lo cual fue absolutamente increíble considerando lo que era el proyecto. Así fue como el blog mejoró un poco, empecé a hacer un canal de rol en Youtube: gracias a la comunidad, con su apoyo porque yo solo no podía. No fue mi elección, sino que yo sólo era (y soy) el impulsor de la idea. Si no hubiera sido por la comunidad y su deseo de ayudarme a seguir desarrollando esto, hoy no estaríais leyendo estas líneas, por poner un ejemplo. Pasó el tiempo, y tuve la suerte de que alguien me tendiese la mano para darme más difusión: no fue sino desde El Opinómetro, con una serie de artículos en los que me dejaron compartir su espacio, sin obtener nada a cambio más que mi gratitud y colaboración. En otros blogs que tampoco tenían que ver conmigo empezaron a poner enlaces a mi sitio. En algunos casos lo pedí y en otros me lo dieron, pero todos ellos me ayudaron de forma desinteresada, simplemente porque sí, como es el caso de Joan Tretze. Del primer año de desarrollo del canal aprendí de esa generosidad y me dije que yo siempre haría eso mismo, que si yo podía me aseguraría también de tender la mano no desde lo alto ni desde lo bajo, sino simplemente a quien lo necesitase. Sería falso decir que todos fueron buenos conmigo, pero sí es honesto destacar que fueron (y son) los menos quienes pusieron piedras en el camino.

Conforme Youtube empezó a captar más y más mi atención, me hizo muy feliz ver que había otra gente emitiendo, como Turbiales. Conforme más y más gente se animaba a compartir mi espacio, más me daba cuenta de lo importante que era para mí disfrutar con la misma ilusión del primer día del hecho de ser parte de esa comunidad. Descubrí webs, comunidades, canales, redes sociales enteras y muchísima gente interesada en los juegos de rol, que ya estaban allí mucho antes de que yo hiciese rodar mi primer dado, pero que no había descubierto. No puedo mencionar a todo el mundo, precisamente porque son muchos y el artículo sería entonces demasiado extenso. Se lanzaron iniciativas como Roleros Unidos o los Rompe Mitos, empecé a ir a más jornadas donde conocí a un montón de roleros y roleras, y me di cuenta de que existían, de que habían estado siempre a la vuelta de la esquina. Mi pequeño cosmos formaba parte del suyo, y yo sin saberlo. Las cosas siguieron creciendo, cada vez rodeado de más compañeros de viaje, y pude ver cosas que jamás pensé que fuesen posibles allá por el 2010: ¿cómo se podía conseguir no arruinarse financiando tu propio juego? ¿Quién era ese tal Rodrigo García que lo había logrado? Viviendo y aprendiendo, uno nunca deja de sorprenderse de la capacidad de otros para enseñarle incluso cuando no saben que lo están haciendo. Luego vinieron cosas increíbles: las charlas por videoconferencia, más partidas, el increíble fichaje de Lolo Marchal como parte del equipo de Rolero. Las colaboraciones con algunas editoriales y tiendas para desarrollar más el sitio. La comunidad de Nexus a la que debo tantas cosas. Y ya no me quedan palabras de agradecimiento para todos y todas los que apoyaron y apoyan mi campaña en Patreon. Antes era increíble que la gente donase 225€ de un golpe, y hoy puedo sentarme a escribir este artículo porque alguien decide que quiere ayudarme a tener el tiempo para poder hacerlo. Hay que ser y hacer comunidad, como propongo en este vídeo:

guerrero magoMiro con aquellos ojos del 2010, y no reconozco el horizonte. ¿Hasta dónde podemos llegar? Veo autores que desarrollan sus ideas en colectivos, gente que comparte sus impresiones sobre este o aquel material rolero, editoriales que están a un clic de los que compran sus productos, y personas que ayudan a otras que sólo tienen intención de disfrutar de una buena partida de rol. Gente con clubes, asociaciones o que organiza jornadas, y que siguen haciéndolo incombustiblemente durante años. Más y más webs, canales y podcast. Me satisface increíblemente haber llegado hasta este punto del camino, y quisiera seguir adelante durante largos años para asegurarme de que en lo que puedo yo también colaboro como agradecimiento por todo lo que se me ha dado, usualmente sin pedirme nada a cambio: porque la clave del futuro de la comunidad pasa por la hermandad, pasa por el querer funcionar y contribuir en grupo. Suelen decir que no somos muchos, aunque a mí la cantidad en esas lides no es algo que me importe. Porque cuando alguien crea para que tú juegues sin pedirte nada a cambio, cuando las personas comparten, aprenden y generan riqueza en un espacio común del que todos son igual de partícipes e importantes, aquí y en cualquier contexto las cosas funcionan mejor. Ante esa realidad me reafirmo en que la comunidad rolera existe, y aunque no la componga tanta gente, es ciertamente grande. Eso es lo que he vivido, y lo que sigo viviendo cada día con más intensidad.

Si te gustan mis artículos puedes apoyar mi campaña en Patreon para que pueda seguir escribiendo, ¡muchas gracias! 

Sobre Rolero

Desde el año 2010 comencé a desarrollar Rolero, un proyecto desde la comunidad para la comunidad. Digamos que soy otro aficionado más a jugar, crear, grabar y escribir rol :) Pues apoyar mi trabajo en http://www.patreon.com/rolero

12 comentarios

  • Mar 3, 2015 @ 10:15 am

    Una vez más, me quito el sombrero ante tus artículos. Lo cierto es que de un tiempo a esta parte los canales de difusión del rol ha llegado hasta límites que ni yo mismo sabía (de hecho, hasta que no vi la partida de Room 3327 no tenía ni idea de jugar por Hangout).
    Evidentemente, la soledad del rolero todos la hemos sentido alguna vez, y yo no me libro. Conforme las tiendas de Games Workshop y de rol iban cerrando por mi barrio, hubo un tiempo que lo dejé completamente apartado, y tuve que deshacerme del 85% de mi material rolero. Ahora, y gracias a los canales diversos que existen por la red de redes (hay veces que tengo que tomarlo con paciencia, de la cantidad de vídeos de partidas que me llegan por Gmail, pero poco a poco los voy viendo), el futuro del rol puede alcanzar cotas de desarrollo insospechadas, lo cual me alegro, y hace que pase momentos de diversión y entretenimiento.

    Y el granito de arena lo pusisteis tú y los Rompemitos, por lo tanto mil gracias de nuevo.

    ¡Adelante Gadgetocópter…estoo…adelante con el proyecto!

    • Mar 3, 2015 @ 16:52 pm

      La verdad es que es un lujo leer comentarios tan amables. Me alegro de que lo veas del mismo modo, sé que no eres el único que ha tenido experiencias así, y creo que entre todos podemos encontrar el camino hacia una comunidad que aporte cosas geniales. ¡Gracias por pasarte!

  • Néstor Solano
    Mar 3, 2015 @ 12:49 pm

    Ueh! Me ha molado tu entrada, sincera y aunque no lo pueda parecer en un principio por ser una opinión tan personal, creo que es muy útil para saber que al margen de camarillas, élites, bandas del trolleo y malos rollos a golpe de flame, ésta afición parece tener una vinculación brutal con la creatividad de sus aficionados. Parece un nexo común el que haya tantos roleros con esa “chispa de la creación” encendida.

    Tan útil me ha parecido que yo, que siempre me ha hecho tilín escribir un blog, he tenido una idea que creo que es bastante molona para abrir uno. Más que blog es algo útil, pero bueno para no marear ya te lo cuento un día de éstos, porque si lo hago pediré colaboración a muchos de esos roleros que ya no están tan solos y que quieren aportar :D.

    Grande Rolero!

    • Mar 3, 2015 @ 16:53 pm

      Pues ya sabes que si te animas a crear ese blog, por aquí estaremos dispuestos a leerte y echar un cable en lo posible. Efectivamente es necesario superar esos problemas y apoyarse en la creatividad y las ganas de los aficionados, ese nexo nos llevará lejos. ¡Un saludo y muchas gracias por pasarte!

  • Mar 3, 2015 @ 14:43 pm

    Recuerdo que hace dos años (o poco más) me encontré por primera vez con tu canal en YouTube, hacia cosa de año o año y medio que me había alejado del todo del mundo del rol después de una muy mala experiencia con un grupo, y lo primero que me dije fue algo como “Que interesante, alguien con un canal de rol en Español” de aquel primer vídeo (Que creo fue el análisis de la llamada de Cthulhu) que me empecé a adentrar cada vez más en la comunidad rolera por internet y fue dejando atrás esa sensación que vos definís como “soledad rolera” y que en mi caso llamaría “miedo rolero” De ahí en más, de a poquito, fui tomando confianza para otras cosas como dejarte comentarios en tus vídeos y el hecho de que te tomaras el tiempo de responder, tal como seguís haciéndolo ahora por más que somos más de 3.500 personas que te seguimos, fue lo que me animo a ir a más, hasta el punto donde estoy hoy que no es mucho, pero hay un abismo de diferencia de donde estaba hace dos años.

    A lo que voy, en definitiva, es que de la misma forma que contas tu experiencia de como fuiste creciendo y el apoyo que te brindo al comunidad de rolera de internet, quería brindarte mi réplica de alguien que retomo y creció en el mundo del rol gracias a un primer empujón que fue tu trabajo.

    En pocas y sencillas palabras, una vez más, gracias Rolero!

    • Mar 3, 2015 @ 16:54 pm

      Increíble leer comentarios así, muchísimas gracias por el reconocimiento, y me alegro de que el espíritu generoso y con ganas de aportar prevalezca. ¡Gracias por tu apoyo!

  • InmortalRyo
    Mar 3, 2015 @ 14:45 pm

    Me parece muy interesante tu reflexión sobre la comunidad rolera, y de hecho me siento bastante identificado con algunas partes.

    Cuando hablas de la “Soledad del rolero” creo que todos sabemos lo que se siente esos días que tu quieres jugar al rol o buscas a alguien para hablar del tema y no encuentras nada, aún así yo en ese aspecto, la verdad es que he tenido bastante suerte, aprendí lo que es el rol desde que nací pues tuve la suerte de que uno de mis tíos es un rolero nato con mas de 40 años de rol a sus espaldas y me enseño todo este mundo, y a los 12 años ya estaba jugando y dirigiendo mis primeras partidas de rol, también el vivir en Madrid me proporcionaba una serie de herramientas y tiendas y grupos que quizás en una ciudad más pequeña seria imposible de encontrar… ahora con 27 miro atrás y veo que tuve suerte en ese aspecto pero si tuve luego también rachas de mucho tiempo sin un grupo de rol, o de gente a la que le interesaba poco o nada, hasta que por fin encontré a mi grupo habitual.

    En este punto, vuelvo a sentirme identificado con otra de tus reflexiones, “encontrar una comunidad más allá de tu grupo habitual” y eso lo he encontrado recientemente, gracias a ti Jesús, uno de dichos amigos tuvo el acierto de pasarme un link con una partida titulada “Pesadilla en Madrid” de Vampiro la Mascarada, dirigida por Lolo y en la que os descubrí como jugadores a ti, a Donoso, a Juan, a Gumer…

    Nunca antes había pensado que podría seguir con tanto interés una serie de partidas, hasta hace unos días ni siquiera usaba el Google+ ni sabia siquiera lo que era el Hangout o Roll20 y me impresiono ver la cantidad de gente que juega al rol que yo desconocía.

    Ahora me he hecho un seguidor incondicional de tu blog, de tu canal, de los rompemitos y de mucho que hasta hace unos meses me era impensable que existieran, es verdad y coincido nuevamente en que la visión y los “sueños” roleros cambian a medida que avanza el tiempo, como la propia vida, quizás ahora mi “sueño” rolero es poder en breve ser patrón tuyo y colaborar con lo que haces, porque creo en tu proyecto y creo en lo que estas haciendo, poder jugar quizás algún día una de tus partidas y quien sabe si en un futuro colaborar de forma mas activa contigo y tus proyectos porque como ya he dicho, creo firmemente en esto, porque hasta hace 1 mes era difícil encontrar algo que me llenara con el Rol y contigo, tu canal, los rompemitos y la comunidad en general he descubierto una puerta que me lleva más allá.

    Tu nos das las gracias a los que opinamos, colaboramos etc. Pero sabe tu también cuantos te agradecemos a ti este proyecto y todo lo que haces y que soñamos con poder colaborar activamente algún día con ello, porque realmente, lo merece.

    Un saludo.

    • Mar 3, 2015 @ 17:17 pm

      Como ya te comentaba por el otro hilo, para mí es muy satisfactorio leer vuestras experiencias y descubrir que poquito a poco, con el esfuerzo común, hemos ido logrando llegar hasta aquí. Me alegro de que te hayamos ayudado tanto yo como los Rompe Mitos, y te agradezco enormemente que te plantees el apoyo en Patreon, aunque sólo sea con esa voluntad de aportar ya estás dando un gran empuje al proyecto. ¡Un abrazo!

  • Mar 3, 2015 @ 20:51 pm

    Siempre es un gusto leer artículos escritos con tanto amor, sinceridad y humildad.
    La parte de la soledad del rolero creo que la hemos sufrido todos los que llevamos muchos años jugando. A mí personalmente, me atacó muchas veces en el pasado cuando quería probar algún juego que a mi grupo de juego habitual no le atraía. Por suerte existen las asociaciones y tener de compañero de blog a un loco que quiso fundar una ayudó a paliar esa cara del dado.

    Ánimo, sigue así, este proyecto es algo grande.

    • Mar 6, 2015 @ 1:15 am

      Pues no sabes la ilusión que me hacen a mí este tipo de comentarios, te mando un abrazote y que sepas que agradezco muchísimo los ánimos. ¡Aquí estaremos dando caña!

  • Mar 3, 2015 @ 21:58 pm

    Aquel día me dije: “A este tío tengo que apoyarlo” y estoy seguro que es lo que sentimos todos los que te seguimos, amigo 😉

Déjanos un comentario

Debes haber entrado a tu cuenta para comentar.

Buscar artículos

Artículos de Rol más Leídos

Google+

Destacado del Blog Personal